31/5/2023

Consejos para mejorar el aislamiento térmico de una comunidad

Realizar un buen aislamiento térmico no es tan caro ni complicado como muchos vecinos piensan. Asesorar sobre este tema es un gran desafío al que se enfrentan los Administradores de Fincas a diario durante las juntas de vecinos. Sin embargo, los Administradores son conscientes que debe considerarse como una inversión a largo plazo. Apostar por reforzar el aislamiento térmico en la comunidad de vecinos es la mejor manera de ahorrar a largo plazo. Los expertos señalan que un buen aislamiento puede ahorrar hasta un 30% de la energía utilizada para calentar las viviendas, lo cual no es insignificante y, en términos absolutos, implica un ahorro de miles de euros mensuales. Pero el objetivo no es solo mejorar las cuentas de las comunidades de vecinos, sino también aumentar el confort de las viviendas y ser más respetuosos con el medio ambiente. Cualquier ahorro energético tendrá un impacto positivo en la naturaleza al reducir las emisiones de CO₂. Estos algunos consejos para que los Administradores de Fincas asesoren a sus comunidades de vecinos sobre cómo mejorar su aislamiento térmico:
  • Apostar por un revestimiento de fachada: El revestimiento de fachada es la primera y mejor línea de defensa para mantener un ambiente interior óptimo en la comunidad. Invertir en un revestimiento de calidad garantiza un aislamiento térmico efectivo y duradero.
  • Invertir en ventanas de doble acristalamiento de calidad: Las ventanas son el punto débil en términos de aislamiento térmico. Se recomienda utilizar ventanas con doble acristalamiento y, si es posible, con cámara de aire, ya que marcan una diferencia notable en la temperatura interior de la comunidad.
  • Realizar inspecciones periódicas en busca de fugas: La comunidad de vecinos debe contratar a un experto para revisar suelos, tejados, paredes y ventanas al menos una vez al año, con el objetivo de detectar puntos de fuga energética. A veces, estos puntos de fuga no están directamente expuestos al exterior, ya que el deterioro del aislante puede generar fugas en cualquier parte de la comunidad.
  • Utilizar toldos y persianas en todas las ventanas: El Administrador de Fincas puede sugerir la instalación de toldos y persianas si la comunidad aún no los tiene. Durante los meses de verano, bajar los toldos y persianas puede ayudar a reducir significativamente la temperatura interior de la comunidad, lo que resulta en ahorro de energía.
  • Instalar puertas con cierre automático: Dejar la puerta abierta crea un intercambio de temperatura considerable. Si se deja abierta, las zonas comunes pueden llegar a igualar la temperatura exterior. Los Administradores de Fincas pueden recomendar a la comunidad la instalación de puertas con cierre automático para resolver este problema. Además, es un elemento de seguridad importante para prevenir descuidos.

El Administrador de Fincas, el mejor asesor para aislar una comunidad

Es importante tener en cuenta que las principales áreas donde se refuerza el aislamiento térmico en las comunidades de vecinos son las fachadas, los muros, las ventanas, los suelos y los techos, tanto en áreas exteriores como en zonas comunes. También es posible aplicar aislamiento térmico a las instalaciones. Por ejemplo, revistiendo los conductos de los sistemas de calefacción se puede El Administrador de Fincas de la comunidad de vecinos debe ser un punto de apoyo a la hora de realizar la instalación del aislamiento. Además, siempre es buena idea aconsejar aislar la comunidad aprovechando la rehabilitación de las zonas comunes para ahorrar costes de instalación. Los Administradores de Fincas colegiados pueden proponer aprovechar las ayudas públicas destinadas por los distintos gobiernos a impulsar la renovación de las comunidades de vecinos.

¿Te llamamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo más pronto posible