5/11/2018

¿Qué retos suponen las segundas viviendas a los Administradores de Fincas?

En el día a día de las comunidades de propietarios es el Administrador de Fincas el que se encarga de lidiar con las incidencias y contratiempos que van surgiendo. No es ningún secreto que todo lo relacionado con derramas, juntas, actas y conflictos que se generan resultan tareas tediosas. Por suerte, la tecnología está ayudando a solventar estos problemas y a hacer más llevaderos los quehaceres de la comunidad de propietarios.

Estos retos se intensifican cuando se trata de segundas viviendas, aquí los administradores se enfrentan a peculiaridades propias de estos regímenes residenciales:

Estacionalidad de los propietarios

En un complejo residencial específicamente diseñado para utilizarse durante los meses de vacaciones, el administrador de fincas tiene que tomar la iniciativa de decidir cuándo realizar las juntas, además, nunca va a ser capaz de reunir a todos los vecinos ya que cada propietario decidirá de forma independiente el periodo del año en que reside allí en función de sus necesidades personales.

Gracias a las herramientas digitales los Administradores de Fincas han encontrado la vía para poder comunicar los resultados de las juntas de forma inmediata. Cada vez más comunidades están usando la videollamada como herramienta para organizar sus reuniones. Plataformas online como tucomunidad.com también son claves, al permitir publicar los presupuestos de obras u otros proyectos concretos, para facilitar las comunicaciones entre las partes.

Implicación de los propietarios

Cuando se administra una comunidad de propietarios en la que los residentes pasan escasas semanas en ella, o tienen su domicilio en régimen de alquiler para conseguir algunos ahorros durante los meses de verano, inevitablemente surge una comunidad poco cohesionada y en la que nadie se implica. Al final, es el Administrador de Fincas quien se encarga de sacar adelante todos los requerimientos de la comunidad bajo sus propios criterios.

Impagos

Muchos propietarios, cuando sienten que su economía está pasando por un mal momento, deciden empezar a recortar sus gastos, empezando por los que generan sus propiedades más prescindibles. El Administrador de Fincas en la gestión de las segundas viviendas tiene que lidiar con una contabilidad imprecisa como resultado de la volatilidad del mercado inmobiliario de las residencias vacacionales.

Falta de inversión en mantenimiento

También es común encontrar propietarios que no están dispuestos a invertir la misma cantidad de tiempo y dinero en el mantenimiento de las instalaciones de su residencia habitual que en su segunda vivienda, porque ven esta última como un lugar donde desconectar durante un tiempo de la rutina y no dan relevancia a su cuidado. Así que el Administrador tendrá que lidiar con un presupuesto más ajustado de lo habitual.

Soluciones como tucomunidad.com de IESA, son idóneas para conseguir la mejor gestión económica de la comunidad, no solo porque ofrecen gráficos mediante los que obtener una visión detallada de como se está orientando económicamente la comunidad, sino porque ayudan a estructurar correctamente estos costes y poder adelantarse a futuros imprevistos.

Predisposición a adoptar una comunidad inteligente

La parte positiva, es que estás comunidades son mucho más propensas a la digitalización de su administración. Los propietarios consideran que es mejor optar por Administradores de Fincas que pueden que dispongan de servicios online, automatizando el proceso de recepción y contabilización de facturas y asignando las incidencias a proveedores desde cualquier lugar. En definitiva, ven en la digitalización una oportunidad de resolver las dificultades que genera no residir habitualmente en esa vivienda.

¿Te llamamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo más pronto posible