7/6/2023

Comunidades de propietarios: ¿Cómo pueden ahorrar energía?

Sostenibilidad y medio ambiente. Problemas globales con soluciones personales

Durante el verano, el consumo energético en las comunidades de vecinos experimenta un aumento significativo. Tanto en las viviendas individuales como en las áreas comunes, los equipos de enfriamiento, como los aires acondicionados, trabajan intensamente para mantener una temperatura adecuada. Como resultado, las facturas pueden llegar a duplicarse en comparación con los meses de invierno.

Consciente de esta situación, IESA, una empresa proveedora de soluciones tecnológicas con más de treinta años de experiencia, ha elaborado un listado de consejos para ayudar a los propietarios a mantener los costos bajo control durante el periodo estival:

  1. Contratar una tarifa única para toda la Comunidad de Propietarios: Por lo general, cada vecino tiene su propio contrato de electricidad con una comercializadora. Sin embargo, negociar una tarifa conjunta a través del Administrador de Fincas puede resultar en un mejor precio para todos.
  2. Cuidado con el uso del aire acondicionado en las zonas comunes: Cada grado que se reduzca la temperatura del aire acondicionado incrementa su consumo energético en un 8%. Por tanto, es importante asegurarse de que las zonas comunes estén adecuadamente aisladas y apagar el equipo cuando no sea necesario o cuando no haya nadie presente en la estancia.
  3. Además, no por poner una temperatura más baja en el termostato, la habitación se enfriará antes. Lo recomendable es ajustar la temperatura entre los 24 y los 26 grados, lo que ayudará a combatir el calor y a que el gasto no se vaya por las nubes.

    1. Utilizar otros métodos que complementen al aire acondicionado: Los elementos clásicos de protección solar, como las persianas o los toldos claros, son buenas opciones para mantener fresca la comunidad de vecinos sin disparar el gasto, así como para ventilar las zonas comunes. Además, soluciones como pintar las paredes de colores claros también hace que guarden menos el calor.
    2. Revisar las bombillas de la comunidad: Las bombillas suponen un 4% del consumo total de la comunidad. Cambiarlas por unas de bajo consumo o LEDs supondría una reducción del gasto energético del 80%. El gasto puede verse aún más rebajado ajustando bien el tiempo automático de apagado.

    Con respecto a las luces del jardín, la mejor opción es utilizar lámparas solares o luces fotovoltaicas, que se cargan durante el día, gracias a la luz del sol, y no consumen electricidad.

    1. Limpiar bien las consolas de aire y ventiladores: Cuando estos aparatos se llenan de polvo, se obstruyen, por lo que consumen el doble y pueden averiarse. Para que no pase, hay que limpiar periódicamente los filtros del aire y realizar revisiones periódicas de los sistemas de refrigeración; los vecinos evitarán averías y gastarán menos.

    Además de implementar los consejos mencionados anteriormente, sin duda alguna, el mejor de todos es apostar por el revestimiento de fachada, que se presenta como una solución altamente eficiente para maximizar el ahorro energético en la comunidad de propietarios. Al apostar por este método, se logra no solo mejorar la estética del edificio, sino también reducir significativamente el consumo de energía en el interior.

    Con estos consejos, cualquier Comunidad de Propietarios podrá ahorrar dinero en la factura de electricidad durante los meses más calurosos del año. Además, una solución como Tucomunidad.com facilita la comunicación entre vecinos y con el Administrador de Fincas para poder tomar estas medidas de la forma más rápida y eficaz posible.

¿Te llamamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo más pronto posible